¿Qué es un SSD? Explicación para todos los públicos. Diferencias con HDD

Hoy vamos a dedicar la entrada de nuestro blog a explicaros que es un SSD o disco de estado solido (Solid State Drive en inglés). Que no os asuste tanta palabrería, ya veréis como tras leer este post conseguís comprenderlo casi a la perfección. Antes de nada, queremos aclarar que vamos a hacer una explicación “para todos los públicos”, queremos que todo el mundo lo entienda y por lo tanto vamos a omitir muchos datos técnicos y vamos a hacer comparaciones un tanto vagas. Los mas entendidos en la materia no nos crucifiquéis. Vamos a ello!

En primer lugar, para los usuarios menos avanzados, vamos a explicar qué es un disco duro. Un disco duro es la parte de nuestro ordenador donde se guardan nuestros archivos (fotos, videos, música, documentos etc.) y programas, se puede decir que es nuestro almacén. El ordenador se encarga de mostrarnos los datos que nosotros le solicitamos. Haciendo una vaga comparación podemos imaginarnos una biblioteca, el disco duro es el conjunto de estanterías donde están almacenados todos los libros y el resto del ordenador es como el bibliotecario, que se encarga de traernos o ayudarnos a encontrar el libro que le pedimos.

Una vez entendido esto, vamos a pasar a explicar las diferencias entre un SSD y un HDD o disco duro convencional.

Los discos duros convencionales están compuestos por partes móviles, podéis verlo en la imagen de la izquierda. Se componen de una plaquita electronica que lo controla (digamos que es el cerebro del disco duro), unos discos que giran sobre un eje donde se guarda la información y una aguja que se encarga de leer dicha información. Para que lo entendamos todos es como un tocadiscos.

Pues bien, los SSD, se componen simplemente de una placa electronica, y la información se guarda en unos chips de dicha placa, los chips tan ordenaditos en dos filas que podéis ver en esta imagen de la derecha.

¿Y qué beneficios nos trae esta principal diferencia? Pues es muy sencillo si lo piensas un poco. En primer lugar, los discos duros convencionales, al estar compuestos de partes mecánicas móviles, son infinítamente mas susceptibles a daños físicos, cualquier movimiento, vibración o golpe, sobre todo si el disco esta en funcionamiento, puede hacer que, por ejemplo, la aguja se mueva mientras el disco esta girando y dañe este último, dejando nuestros datos inaccesibles como antes en la mayoría de los casos. O simplemente que cualquiera de las partes móviles se dañe y se mueva de su sitio, dejándonos con la misma situación.

Otra de las grandes ventajas de los SSD frente a los convencionales es la velocidad que proporciona al ordenador. Al contener la información directamente en los chips de la placa electronica como hemos comentado antes, la lectura y escritura de esa información es infinitamente mas rápida, simplemente con unos impulsos eléctricos (Todos sabemos lo rápido que viaja la electricidad) tenemos acceso a los datos. En los discos anteriores, el ordenador tiene que mandar una señal a la placa del disco, esta placa hace que el disco gire, la aguja se mueva hasta la posición donde esta la infomación y ya se produce la lectura, parecido a cuando queremos poner una determinada canción en un vinilo con un tocadiscos antiguo. Volviendo al vago ejemplo de la biblioteca, en el caso de un SSD es como si el bibliotecario tuviera el libro que queremos directamente en el bolsillo y no tuviera que ir hasta la estantería donde esta el libro, buscarlo, cogerlo, volver al mostrador y dárnoslo. Un gran ahorro de tiempo si consideramos que un ordenador hace incontables lecturas y también escrituras (el proceso inverso de colocar un libro en su lugar) en tan solo una minima parte de un segundo. Esto hace que el funcionamiento general del ordenador vaya unas cuantas veces mas rápido con un SSD. El equipo enciende mas rápido, los programas funcionan mas rápido, los archivos se copian y mueven mas rápido, ect.

Por último, estas diferencias se traducen también en un menor ruido en el ordenador al no tener partes móviles y bastante menos consumo eléctrico.

Como podéis ver, son todo ventajas! Animaros a dar una segunda oportunidad a ese ordenador con unos años que estabais pensando en desechar o cambiar que tenéis por casa, la diferencia es espectacular, os lo podemos asegurar. Os quedareis alucinados de la mejora que se consigue con una pequeña inversion. Además no olvidéis que al reutilizar y renovar estaréis obrando de una manera mas sostenible para el planeta al no producir tantos desechos y os estaréis ahorrando la inversion que supone un equipo nuevo.

No dudéis en pasaros por Check&Life a pedir presupuesto y resolver todas vuestras dudas.

Muchas gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable LIFE SERVICIOS INTEGRALES TECNOLOGICOS S.L.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  BANAHOST.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.